Plataforma de pago seguro de Amazon.es
Revisa tu carrito
( )
  • No hay productos en tu carrito

El Tió de Nadal, el Olentzero, el Esteru y el Apalpador: Tradiciones navideñas

30 diciembre, 2017 / no comments, en Regalos de Navidad

¿Te ha gustado?Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

 

El Tió de Nadal y el Olentzero son dos figuras mitológicas que junto al Esteru en Cantabria y el Apalpador gallego traen los regalos de Navidad a los niños sin utilizar camellos ni pajes.

Cómo denominador común tienen que son seres mitológicos de creación pagana, aunque  supieron adaptarse a la tradición cristiana y no desaparecer del imaginario colectivo. De ello están especialmente contentos y orgullosos los jugueteros y los niños, aunque eso es harina de otro costal.

Caga Tió y regalos de Navidad.

El Caga Tió es una figura mitológica arraigada en numerosas zonas de Catalunya y también de Aragón, llamándose en en estas última contradas Tronca o Tizón de Nabidad. Indagando un poco más en sus orígenes al Caga Tió se le puede emparentar con tradiciones parecidas de la cercana región francesa de Occitania y también con la tradición del Árbol de Navidad.

El Caga Tió es un tronco de unas dimensiones variables y al que para que traiga regalos a los niños se debe alimentar con anterioridad y además debe permanecer bien tapadito con una manta para no coger frío.

Por tanto el Caga Tió no trae los regalos, sino que hacer magia y “caga” estos regalos. Es más el Tió de Nadal no caga se le tiene que hacer cagar (Fer cagar) dándole con un bastón mientras se le canta esta canción.

Caga Tió, Tió de Nadal

No caguis arengades que son massa salades

Caga torrons, que son molts bons

I si no vols cagar, no et donarem menjar, a l’endemà

Traducción al español

Caga Tió, Tió de Navidad

No cagues arengadas que son demasiado saladas

Caga turrones, que están muy buenos

Y si no quieres cagar no te daremos de comer mañana

 

Cabe resaltar que existen múltiples variantes sobre esta letra, esta en concreto está recogida de un pueblecito llamado Vilanova de Bellpuig.

Los regalos de Navidad que trae a los niños tradicionalmente fueron de entidad menor, los más esperados solían venir en reyes, aunque estas dinámicas están cambiando y la asociación entre Papa Noel y el Caga Tió le está haciendo ganar protagonismo ya que traen los juguetes el mismo día 25 de diciembre.

El Olentzero y los regalos de Navidad

En buena parte de Navarra y el País Vasco, existe otro ser mitológico que se encarga de traer juguetes a los niños sin necesidad de usar camellos ni trineos tirados por renos. Quien sabe, quizás el Olentzero sea animalista, aunque tiene el mal vicio de fumar en pipa.

El Olentzero igual que el Caga Tió sus orígenes parecen claramente paganos, pero se ha sabido adaptar perfectamente a las tradiciones cristianas y a la Navidad católica.

El Olentzero es un hombre grande y corpulento, aunque graso.  Se dedica al oficio de carbonero, estando casi todo el año en el bosque haciendo carbón vegetal. Los niños que quieren que le baje del bosque regalos el Olentzeriro deben escribirle una carta y dársela a sus padres para que estos se la entreguen al carbonero cuando baje a vender carbón vegetal al pueblo.

El Olentzero tiene una rica tradición y a su alrededor podemos encontrar canciones típicas y desfiles. Igual que el Caga Tió se ha aliado con Papá Noel y trae sus regalos el día 25 de diciembre.

Regalos de Navidad y otros seres mágicos

La Península Ibérica tiene bastantes seres mitológicos que se relacionan con los regalos de Navidad de los niños. Son también destacables el Esteru en zonas de Cantabria y el Anguleru en Asturias. Estos dos personajes comparten con el Olentzero el que viven en la montaña, además el Esteru es leñador y algunos ven  a este cómo precursor del Oletzero vasco o al revés.

Esteru y Anguleru no se han aliado con el Papá Noel cómo El Caga Tió y el Oletzero y traen sus regalos el día seis de enero junto con los Reyes Magos, aunque el Esteru usa burro en vez de camellos.

Los gallegos también cuentan con su figura mitológica, en este caso el Apalpador, aunque este no deja regalos, sino viandas. Toca los vientres de los niños para ver si se han alimentado bien y en caso de que no les deja comida para que crezcan sanos y fuertes. El Apalpador baja del monte el día 24 o el 31 según población y los niños esperan con ansia que les deje caramelos y otras viandas dulzonas.

En fin ya sea en Camello, en trineo, burrito o de manera escatológica los niños esperan sus regalos de Navidad y en Nicionline se lo ponemos fácil, para muestra un botón.

Escribe tu respuesta o comenta