Plataforma de pago seguro de Amazon.es
Revisa tu carrito
( )
  • No hay productos en tu carrito

Cómo despedirse de su peluche favorito

30 octubre, 2017 / no comments, en Peluches originales

¿Te ha gustado?Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Su peluche preferido es algo más que un juguete: lo consuela  y lo tranquiliza en tiempos de  incertidumbre. Mientras que algunos padres se preocupan de que su pequeño tenga tdemasiado apego a un amigo peludo especial, los expertos de la Academia Estadounidense de Pediatría aseguran que buscar el caricho de un juguete como los peluches es una parte perfectamente normal del desarrollo saludable.

De hecho, la mayoría de los niños no comienzan a separarse de su objeto amoroso hasta la edad de 5 ó 6 años. Cuando se trata del peluchito favorito de tu pequeño, lo más probable es que el animalito esté ya realmente trabajado.. Si consideras que ya no es una opción mantenerlo por el estado en que se encuentra, aquí hay algunos consejos para retirar el amor de su hijo con un drama mínimo.

Saber cuándo despedirse

¿Cómo puedes saber si Teddy está listo para el retiro? Busca estos signos reveladores.

  • Botones sueltos o accesorios: Afortunadamente, la mayoría de los animales de peluche de hoy en día ya vienen equipados con botones robustos que tienen un mecanismo de bloqueo seguro incorporado – pero no todos los juguetes son iguales. Si los botones u otros accesorios se aflojan, representan un grave peligro de asfixia para los pequeños. Si la reparación no funciona, probablemente es hora de despedirse.
  • Rotos, rasgaduras y manchas: Antes de lanzar al osito, muchos rotos y rasgaduras menores pueden ser fácilmente reparados con un poco de aguja e hilo. (Y a veces un relleno extra si se trata de un peluche gigante.) Pero si el trabajo es demasiado pesado, o el daño no es reparable, probablemente es mejor invertir en un juguete nuevo.En otras palabras, si el objeto de consuelo de su hijo deja un rastro de relleno como estela, eso puede ser un indicador de que ha visto mejores días. Lo mismo ocurre con las manchas difíciles que simplemente no salen.
  • Si está considerablemente  sucio: Si el muñequito de tu hijo lo sigue a todas partes desde la cama, al cole o al cuarto de baño, el juguete puede convertirse en un imán para los gérmenes. Esto conduce inevitablemente a un lavado constante, lo que probablemente lo desgastará. Si no tiene un juguete de recambio para usar entre los ciclos de lavado, es mejor mantener fuera de las manos de sus hijos a los animales de peluche sucios y llenos de alérgenos.

Cómo presentar un nuevo animal de peluche

Explicarle a tu pequeño que es hora de decir adiós a su objeto preferido puede ser difícil. (Cualquier padre que haya tenido que regresar hasta casa con el coche para recoger a un peluche olvidado podrá contar que perder el animalito de peluche favorito de su hijo desencadena automáticamente las lágrimas.

Pero a pesar de esto, los expertos dicen que los niños se recuperan más rápido de lo que creemos. Tal vez lo más valioso que hay que recordar es que los niños no son estúpidos. Por ejemplo, un estudio halló que la mayoría de los niños no cambiarán su objeto de confort por uno idéntico.

Por esta razón, trata de ser sincero con el peque mientras introduce algo completamente nuevo. Además, haz que el tono de conversación sea ligero y juguetón. Y para que la transición sea lo más suave posible, ten en cuenta estos consejos.

  • No hagas el cambio durante un una época difícil como el empezar en un nuevo cole, cuando viene un hermanito, etc. En estas situaciones puede que no sea el momento ideal para introducir un nuevo peluchito del alma. Durante los períodos de cambio, los niños pequeños se aferran especialmente a estos juguetes especiales para buscando tranquilidad y  apoyo.
  • Hazlo gradualmente: Tómate el tiempo necesario. Poco a poco, con el tiempo, presentamos a un nuevo amigo mimoso que “necesita un hogar”, deja que tu pequeño lo conozca mientras disminuye el tiempo con su viejo favorito.
  • Incluye a su hijo en el cambio: En vez de hacer que sienta sienta que le están quitando algo, píeale que juegue un papel más activo en la transición. Después de introducir un nuevo juguete, cuéntale una historia. ¿Este es el nuevo Teddy de una tierra lejana? ¿Por qué necesita un nuevo hogar? ¿Cómo se llama él? Crear una historia atractiva sobre el animal de peluche viejo puede amortiguar el efecto de decir adiós.

Artículos relacionados

Escribe tu respuesta o comenta