Plataforma de pago seguro de Amazon.es
Revisa tu carrito
( )
  • No hay productos en tu carrito

Eligiendo juego de mesa para niños

19 enero, 2019 / no comments, en Sin categoría

¿Te ha gustado?Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Cada mes se lanzan muchos juegos de mesas nuevos, la oferta donde elegir es amplia, algunos más novedosos, otros una reinvención de los clásicos. Una buena elección puede ser difícil ya que hay excelentes juegos en el mercado que son divertidos y enriquecedores para el desarrollo de los niños. Sin embargo, es necesario hacer el esfuerzo de no dejarse atrapar sistemáticamente por el último anuncio machacón y tener en cuenta una serie de factores que determinarán su elección.

Consejos para elegir juegos de mesa que gusten a tus hijos

Ten en cuenta la edad que tienen los peques

Cada juego de mesa aconseja la edad a partir de la cual se puede jugar el juego. Los juegos de mesa de los niños se adaptan generalmente a edades específicas, que corresponden a la evolución de su capacidad para comprender, analizar e interactuar con otras personas.

Por lo tanto, es esencial interesarse por la edad del niño al que se le va a ofrecer el entretenimiento … aunque sólo sea para asegurarse de que no  ingiera ciertas piezas o que se sorprenda con el tema tratado.

Ten cuidado, la edad indicada en las cajas no es obviamente una ciencia exacta. Algunos niños podrán a veces jugar sin problemas a juegos reservados para las edades “mayores”, mientras que otros tendrán a veces dificultades para integrar ciertos puntos de reglas específicas cuando hayan alcanzado o superado la edad “recomendada”.

Para decirlo más claramente:

No, tu hijo no es estúpido porque no pueda entender la regla de un juego planeado para su edad

Como tampoco su primo sería un hombre dotado porque intuitivamente juega un juego planeado para una edad superior a la suya. El orgullo de los padres a menudo se ve exacerbado por el progreso de sus hijos:. Cada peque lleva su ritmo de aprendizaje

Pero por arbitraria que parezca, la edad indicada en las cajas de juego (definida por los editores después de muchas pruebas) es una base esencial antes de cualquier compra y, por lo tanto, merece ser tenida en cuenta.

Cuando empezar a jugar con ellos

Los primeros juegos con los que disfrutarás con ellos serán alrededor de su tercer año. No te imagines a tus pequeños sentados en la mesa y empezando un juego: es simplemente imposible para ellos. Con mucho gusto jugarán con el equipo y te imitarán tirando los dados, pero 3 años es demasiado pronto para entender el concepto de “parte”, o para tener la concentración necesaria para este tipo de ejercicio. Sin embargo, sigue siendo un momento privilegiado para los niños pequeños. El poder observar sus reacciones instintivas a los elementos lúdicos que los sacan de sus juguetes habituales.

Inicialmente es aconsejable  favorecer los juegos cooperativos por encima de los juegos competitivos. Esto los animará a desarrollar estrategias de grupo (con toda la familia primero), diálogo constructivo, y a asumir victorias (y derrotas) colectivas.

A partir de los 4 – 5 años de edad, los juegos competitivos pueden ser introducidos sin problemas. La oferta se amplía y, para muchos, dependerá el éxito y sus ganas de jugar de sus universos imaginarios (animales, caballeros, piratas, cocina, coches, etc.).

Los juegos de mesa a menudo tienen algunas reglas que permiten a los más atentos (o más inteligentes) sacar el máximo provecho del juego. Sin embargo, los niños todavía tienen dificultad para concentrarse más de 15 minutos, y se prefieren los juegos que equilibran las probabilidades (es decir, basados en la aleatoriedad).

Entre los 6 y 8 años, con el aprendizaje de la lectura, comienzan a llegar a las mesas juegos más sofisticados, con reglas a menudo más complejas y que resaltan las habilidades de pensamiento de los niños. Es el período en el que los niños son capaces de desarrollar su concentración a lo largo de todo el juego y en el que podrán empezar a jugar con total autonomía, entendiendo las reglas y la forma en que se desarrollan los juegos.

juego de cartas para niños

Las cartas del Uno sobretodo si son impermeables pueden ser una buena elección para jugar en la playa o picina

Los adultos, aunque son esenciales para la explicación y la implementación, pueden ver a sus hijos tirar los dados como adultos. Este período es también el período cuando los mecanismos del juego comienzan a contar tanto como su imaginario. Ya no sólo jugamos a “un juego de castillos”, sino a “un juego de cartas con con castillos”. También es el momento en que los niños pueden empezar a estructurar su imaginación y a descubrir juegos narrativos.

Entre los 9 y los 12 años, los niños son casi capaces de jugar a juegos “para los adultos”. Sólo los temas tratados o la excesiva complejidad del juego o del material a tratar marcarán realmente la diferencia. Es el momento del descubrimiento de los estilos de juegos con juegos largos, el comienzo de los primeros juegos de guerra , los grandes juegos de aventura , los complejos juegos de cartas… A los 12 años, el niño puede involucrarse totalmente en un juego largo y convertirse en un digno oponente, incluso para las viejas cerdas que usted es.

Y es en ese momento, después de tu sexagésima derrota consecutiva, cuando te arrepentirás de haberles enseñado todo lo que sabías hacer

Los elementos de cada juego de mesa

La mayoría de los juegos de mesa se componen de dos elementos: una mecánica de juego y un universo. La mecánica del juego es obviamente importante (a menudo es la que definirá si el juego es divertido o no), pero los niños son sobre todo sensibles a los universos o imaginarios. Y ahí es donde tienes suerte, los juegos de mesa cubren todos los universos imaginables: aventuras, animales, bomberos, frutas, caballeros, ciencia ficción, ninjas, gestión, zombis, carreras de coches, construcción, compras, fantasmas, princesas, piratas, cuentos de hadas, fantasía, letras, números, granja, cocina, etc. Todo lo que podrías soñar ya existe o probablemente aparecerá a la venta la próxima semana. Puede ver una buena selección en esta tienda de juguetes JuguetesFerre.com

Un juego de carreras de mariquitas para un amante de la naturaleza? Existe. ¿Un partido de fútbol con dados? Existe. ¿Un juego de cartas sobre zumos de frutas? Existe.  ¿Un juego con muchos juegos? Existe. ¿Una hormiga con un pañuelo en la cabeza? Existe. Bueno, no, pero podría pasar más rápido de lo que pensamos.

De todos modos.

Desde el momento en que te interese un poco la edad del niño y la elección de un imaginario de juego (ya sea porque le gusta o para que lo descubra), habrás hecho la mayor parte del trabajo.

 

 

Artículos relacionados

Escribe tu respuesta o comenta